domingo, 30 de noviembre de 2014

Bariloche 2014

¿Como empezar a redactar uno de los mejores momentos de mi vida? La verdad, es que se complica bastante. Es dificil explicar lo que se siente, es dificil buscar entre tantos momentos, uno para empezar, pero supongo que voy a empezar obviamente por el principio...
Creo que todo adolescente sueña con ese viaje, con su viaje de egresados; muchos se van a Cordoba, Mendoza, los que estan mejor economicamente (mucho mejor) eligen irse a Cancun. Pero el clasico e insuperable es Bariloche, si señor. 
Y llega el momento, llega ese momento en el que empiezan las reuniones, las inevitables discuciones sobre que empresa queremos o cuales nos gusta o cuales nos ofrece mas cosas, hasta que despues de tanto dilema se elije una, esa empresa que te va a llevar de viaje de egresados; pasan los meses y las cuotas se van restando, cada mes falta menos, aunque sabes que falta un monton. Cuando ya van quedando 4, 3, 2 cuotas ahi empezas a manijearte, empezas a imaginar y a contar los dias, y muchachos, finalmente llego ese dia! Llegas a la puerta de tu colegio, con tu valija y tu bolso de mano (que generalmente es la mochila de tu empresa), saludas a tus compañeros, miras el reloj cada cinco minutos esperando que sea la hora que los de la empresa dijeron que llagaria el micro, hasta que ves esa cosa inmensa de dos pisos que vino a buscarte a vos, esperas impacientemente que se organizen, que guarden las valijas y llamen por lista, y te llaman; subís nervioso, pensando con que gente te vas a encontrar ahi arriba, ves un monton de caras desconocidas, pero no te importa, contento vas a sentarte y automaticamente empezas a saludar por la ventanilla, ves a tus viejos lagrimeando pero a vos no se te cae una gota, estas tan emocionado que no hay otra reaccion que la risa.
El micro arranca y ahi es cuando empieza la travesia. Estas con tus amigos, y de a poco vas haciendote amigo del resto, de esa gente que no conocias pero en dos horas son tan amigos tuyos como los demas, y pareciera que se conocen de toda la vida. En el micro no hay descanso, entre los coordinadores, la musica y los pibes haciendo quilombo no podes pegar un ojo, pero vos tampoco queres hacerlo.
Una vez que finalmente estas por llegar, empezas a ver por la ventana esos colores tan particulares, el blanco de la nieve en las montañas a lo lejos y el celeste del cielo, las ventanillas estan frias y te deslumbra lo que ves, y se escucha la voz de tu coordinador que dice "chicos, ya estan en Bariloche", pero la verdad es que no caes, estas como si nada, no te mueve un pelo.
Llegas a tu hotel y aunque queres ir corriendo, tenes que esperar tu valija, al fin te la dan y una vez que todos estan con su respectiva valija, caminan esos pocos pasos al hotel. Entras y en la recepcion ves mucha gente que lleva dias ahi, mucha gente que esta en su viaje de egresados, algunos durmiendo en los sillones, otros caminando, otros subiendo a los ascensores. 
Te asignan tu habitacion y vas con tus compañeros de cuarto a dejar las cosas, y no te podes demorar mucho porque tienen que darte la charla de bienvenida. Viene el de primeros auxilios a explicarte que tenes que hacer en caso de una emergencia, o en caso de que estes en pedo. Pero lo que no entiende el chabon es que cuando estes en pedo en lo que menos vas a pensar es en ponerte de costado por si vomitas, pero por las dudas viste. Despues viene mas gente a hablarte sobre lo que es Bariloche y los cuidados en el hotel, y por fin termna y te vas a tu habitacion.
El primer dia no paras de sonreir, chusmeas todo. Empiezan las jodas telefonicas a otras habitaciones, empiezan los portazos de los coordinadores a la mañana para que te levantes, empiezan las ideas descabelladas para pasar alcohol al hotel, empiezan las nuevas amistades tanto con tu banda como con otra gente que te cruces en el hotel, empiezan las previas, los afters, la musica a toda hora, dormir 4 horas maximo, dormir en todas las habitaciones menos en la tuya, la quinta comida, mas jodas telefonicas, quedarte afuera de tu habitacion, esconder el alcohol porque estan revisando, empieza todo esto, empieza tu viaje de egresados.
En cuanto a los boliches, es raro. No se si les pasa en donde viven, pero cuando vas a un boliche de tu ciudad, es como que lleva su tiempo para que se ponga, para que explote. En Bariloche eso no pasa, allá entras y automaticamente es fiesta, y aunque algunos te gusten mas que otros, ahora mismo volverias a cada uno de ellos. Te encantaria subir las escaleras de la entrada de Roket, o ver el show de lasers de ByPass, perderte en Grisu y por mas vueltas que des volver siempre al mismo lugar, ver a los robots de Cerebro y aunque no tenga nada particular, volver a Genux. Y tambien se que te encantaria escuchar esas canciones tan particulares que pasaban allá, que cada vez que las escuchas te volves loco y pensas en Bariloche, y te encanta.
Ahora mismo quisieras volver a ese lugarcito donde se alquilaban los disfraces y estar media hora indeciso por que llevar, porque encima no te lo podes probar, y tus amigos quieren uno y vos otro. Y al final quedarte con uno que bueno, no te encanta pero tampoco te desagrada. 
La fiesta bizarra es para mearte de risa con los pibes, es fija. Les ponen polleras, remeritas ajustadas y a los que no se ortiven, hasta los pintas. Las minas aprovechan para ir bien comodas, usan boxers o shorts comodos, se hacen cualquier cosa en el pelo y una vez que estan todos como el orto, parten para el boliche. Ahi adentro encontras de todo, desde un trava real hasta uno de mentira, y no te importa, porque la estas pasando muy bien.
La fiesta argentina es algo que nos encanta a todos, te pasan canciones clasicas de acá y vos te volves loco y euforico cantando, y cuando bajan esa bandera inmensa se te ponen los pelos de punta, no lo podes creer y justo ahi empieza el himno. Todos lo cantan como en la cancha, todos estan saltando, todos se abrazan, todos como una familia.
¿Y las excursiones? Algunas mejores que otras, algunos tienen mas que otros, algunos tienen otras que otros no las tienen. Pero todos tenemos excursiones, y la excursion que todos tenemos es la de Punto Panoramico, que TODOS quisieramos cambiar, porque sinceramente es una mierda. No se que es peor, si la vieja que habla en el micro contandote la historia de San Carlos de Bariloche, el negro que te vende vinos, o el zarpado que te arranca la cabeza por una foto con el San Bernardo. Creo que lo unico bueno de esa excursion es la vista que tiene, es increible.
El dia que tienen que ir al Cerro Catedral es creo, el dia en el que te pones un poco de mal humor cuando te estas cambiando (al menos nosotras las mujeres), te pones los pantalones de nieve y te quedan las piernas como de elefante, arriba de eso la campera de nieve y la peor parte, las botas. Esas botas de mierda que no sabes cual es la izquiera y cual es la derecha, aunque sabes que da lo mismo porque no tienen horma, te pone histerica, y mas cuando te vas a poner esas medias que son como otras botas, y la bolsa. Te peinas un poco y bajas, apuradisima porque se va el micro. Llegan alla, tenes los oidos un poco tapados y tenes que caminar hasta la cabaña donde te van a dar las cosas de sky. Te dicen que te tenes que sacar las botas que tenes puestas, para ponerte las de nieve. 5 kilos cada bota, enormes y pesadas. Sobre todo dificiles de caminar. Te dan el casco, ese que tiene orejeras y seguido de eso te dan los sky con los bastones. La parte graciosa es cuando te dicen como tenes que llevarlos, y te haces el canchero saliendo asi, todo tuneado. Pero boludo, pareces un teletubi, entre que caminas mal, el casco que se te tuerce y los sky que se te caen, sos un chiste. Y todos van caminando a los telefericos asi, puteando y cagandose de risa.
Una vez que acomodaron los sky en el teleferico, te toca subir a vos, y como eso esta en constante movimiento tenes que ir dando pasos cortitos y rapidos y tirarte practicamente por la puerta para subirte, una vez que te acomodas y tus compañeros hicieron lo mismo, vas subiendo, escuchando ese ruidito ensordecedor de la maquina. Todo se va haciendo mas chiquitito y para el que tiene vertigo no es nada divertido, y mas siendo que siempre hay un hijo de puta que se mueve para que el teleferico tambien lo haga. A medida que vas subiendo sentis que te explotan los oidos, y ya llegaste. Bajar del teleferico es casi tan dificil como subirte, te dan tus sky y volves a ser ese teletubi, caminando con tu grupo hacia la nieve. Y llegas ahi y te quedas deslumbrado, ver toda esa nieve, toda la gente que hay, de distintas empresas, eskiando, cayendose, tirandose con nieve. 
Todos creen que eskiar es una de las mejores cosas, y la verdad es bastante divertido, pero cuando ya ves que no te sale como deberia salirte, preferis largar todo a la mierda e irte a jugar con la nieve. 
El instructor dice "chicos, no compriman la nieve mas de dos veces, porque se transforman en piedras y duele mucho" okey... ¿quien le dio bola? Nadie. Todos los forros comprimiendo como diez veces la nieve y tirandola directo a la cara de otro. Cuando viene el fotografo a hacer la foto grupal, estamos todos hechos mierda, con la cara roja, la ropa mojada y el pelo echo un asco. En la foto pones tu mejor cara pero salis como el orto, y lo peor es que no podes no comprar el cuadro, porque es un recuerdo que te va a quedar para siempre.
Una vez que se van, la vuelta al hotel en el micro es silenciosa, estan todos durmiendo, y una vez que llegan al hotel, tenes tanta paja que lo unico que queres es dormir.
La mejor excursion para mi, fue la de barro, el que diga que no es porque es un exquisito o exquisita.
Llegas y conoces al Tucu, que automaticamente te cae bien, porque te contagia esa buena onda que esta bárbara. Empiezan los juegos, que parecen entrenamientos para el ejercito de tanto desgaste fisico que te hacen hacer. De a poco sin darte cuenta te vas embarrando un poco mas, y cuando te queres dar cuenta ya sos un asco, con barro hasta en los oidos. Abrazas a todo aquel que este limpio, te empujan al barro, empujas al barro. La pasas muy bien y te importa poco tu apariencia.
Los dias pasan y pasan, hasta que te encontras en tu habitacion cambiandote, poniendote lindo/a para la cena de velas. Llegas allá, es tu ultima excursion por asi decirlo. Te acomodas con tus amigos en esa larga mesa, todo muy concheto, foto foto, primer plato, plato principal, un chabon que te viene a contar cosas que son fija en bariloche, te cagas de risa, foto foto, risa risa, postre, el bomba, chistes sobre su aspecto fisico, canta un par de temas, mas risas, el bomba se despide, viene EL HIJO DE PUTA que te habla, y de a poco te va tocando el corazon, empezando a hablarte de la gente que conociste aca en Bariloche, hablandote de tus coordinadores, de los momentos que pasaste, de los amigos con los que compartiste esta experiencia y finalmente hablandote del esfuerzo que hicieron tus viejos para pagarte este viaje, y ahi ya estas lagrimeando, porque no se que tiene, que discurso se armará el chabon, pero usa palabras tan justas, tan perfectas para ese momento, que hasta el mas duro se ablanda, y tenes un nudo en la garganta, te caen las lagrimas. Llega la hora del brindis y el sigue hablando, una vez que todos tenemos las copas llenas, dice que abramos los ojos, que este viaje esta a horas de terminar, que ahora todo termina, se cierra una puerta para que otra se abra, una nueva vida, universitaria o laboral, como mas nos guste, pero otra vida se acerca, y no hay marcha atras, llego la hora de crecer, llego la hora de ser mas responsables, y recordar este viaje como una experiencia mas, una hermosa y perfecta experiencia, que no se nos va a borrar jamas ni aunque perdamos la memoria, porque verdaderamente Bariloche no se compara con nada, ni con Cordoba ni con Cancun, ni con nada, porque es algo unico, es magico, es verdaderamente inexplicable lo que se siente y lo que se vive alla, es otro mundo, otra vida, es un lugarcito del que no queres volver, pero vos estas ahi, alzando la copa en alto, brindando con tus amigos, llorando y abrazando a todos. Lloras de emocion, y llego la hora de irse, termino esa cena.
Al otro dia, estan todos serios, es la hora de volver. Todos en recepcion esperando que llegue el micro con sus valijas, te llevas ropa de menos, ropa de mas, vasos de los boliches, recuerditos para la familia, chocolates, boludeces que significan mucho para vos, te llevas nuevos amigos, nuevos amores, nuevas vivencias. Llega el micro y una vez que estamos todos, arranca. La verdad es que ni bien arranca el micro tenes ganas de pararte y gritar que te queres bajar, que te queres quedar. Pero ves a tu hotel alejandose cada vez más, y cuando te queres percatar ya estan en la ruta. En un abrir y cerrar de ojos se estan despidiendo de los otros colegios. Y, sin darte cuenta, estan dandote tu valija. Pero estas como inconciente, porque no entendes que está pasando todavia. Vas y abrazas a todos esos amigos nuevos que hiciste, abrazas muy fuerte a tus coordinadores y les agradeces eternamente por hacer de este viaje algo increible. Y te vas.
Llegas a tu casa, todos te abrazan y te preguntan como la pasaste, sin vueltas empezas a contar anecdotas, contas sobre las excursiones, sobre los boliches, sobre el hotel, sobre la gente que conociste. Y cuando logras tener un momento a solas, un momento de tranquilidad para poder conectar con vos mismo, recién ahí caes, recien ahi te das cuenta en donde estuviste, con quien estuviste, y como estuviste. Recien en ese momento te percatas de todo, y se te hace un nudo en la garganta porque no podes creer haber sido tan feliz, queres llorar de felicidad y de tristeza a la vez, es una mezcla de emociones, no podes dejar de pensar y acordarte de todo lo que viviste. Te encantaria volver el tiempo atras, queres hacerlo. Extrañas cada cosa, desde tu banda, hasta la estatua que esta en el medio del centro civico, extrañas todo. 
Y ahora es cuando estas como yo ahora, sin poder hablar, porque la verdad te quedas sin palabras. Repasas todo el viaje desde el minuto cero, y cuando terminas, no te queda mas que solo una inmensa nostalgia y los ojos lagrimosos, agradeciendo todo, lamentando que no halla durado mas. No pudiendo creer que ya halla terminado, y queriendo dar replay ocho mil veces porque la verdad es que queres volver a vivirlo tantas veces como sea necesario para poder estar completamente satisfecho. 
Muchos dicen que Bariloche es magico, pero eso es mentira. Bariloche es un lugar hermoso con paisajes increibles, con lugares donde pasas los mejores momentos de tu vida, pero no es magico. La magia se la pones vos, se la pone tu banda, se la pone la gente, se la ponen los egresados. La magia somos nosotros, Bariloche es nuestro escenario y con esa convinacion se crea el show mas increible que se puede vivir en la vida.
GRACIAS A MIS AMIGOS, A MI BANDA, A LA GENTE QUE CONOCI, A MIS VIEJOS, Y GRACIAS A BARILOCHE.

miércoles, 1 de enero de 2014

Aprendí que los amores, pueden llegar por sorpresa o terminar en una noche. Que grandes amigos pueden volverse en grandes desconocidos, y que por el contrario, un desconocido puede volverse alguien inseparable. Que el "nunca mas" nunca se cumple, y que, el "para siempre" siempre termina. Que el que quiere lo puede, lo sigue, lo logra y lo consigue. Que el que arriesga no pierde nada, y que el que no arriesga, no gana. Que si queres ver a una persona, buscala, mañana va a ser tarde. Que sentir dolor es inevitable, pero sufrir es opcional. Y sobre todo aprendí que no sirve de nada, seguir negando lo evidente.

lunes, 16 de diciembre de 2013



Te quiero para que estés conmigo en la oscuridad, para abrazarme, para seguir amándome, para ayudarme cuando este asustada, para venir hasta el borde y ver que hay.

podría escribir un libro entero con tu nombre.

Podría seguir escribiendo tanto de ti, tu nombre, escribiendo sobre tu sonrisa, escribiendo páginas de mi diario, podría hacer un libro únicamente pensando en ti, podría dedicarte mil poesías y mil versos, pero nunca tendría el valor de leerte ni una sola de mis líneas..



-Sentada en un parque cuando era niña, me hize una herida con la letra de el chico que me gustaba.
+¿Eso lo has puesto en el currículo?
-Nono, me acabo de acordar.Me levantaba la postilla todos los dias, para que me dejase cicatriz, y asi no olvidarlo nunca.Juraba que era el amor de mi vida.
+¿Como todos los críos no?
-No...Como todo el mundo.El primer amor y el último se sienten igual, eso, es lo que se tarda en entender.
+Ya...¿Y cuando te diste cuenta tú?

-Pues cuando deje de arrascarme.Llega un día, que te das cuenta que en esa pareja, solo quedas tú.Y lo único que te ata a él, es esa herida, y haciendola sangrar, no mantienes vivo su recuerdo;sino el dolor de la pérdida.


Para bien, o para mal, me da igual. Solo sé que de palos yo aprendo y que el tiempo lo cura todo. He dejado de mirar a la gente para ver a las personas. He comprendido que es mejor no esperar nada, si no dejar que pase, y disfrutar mientras tanto. Que lo importante es los que están, no los que se han ido. Las personas que están ahí día a día, sacándote una sonrisa. Quién nunca te a fallado y de quién estas segura que jamás lo haría. Compartir millones de momentos y que todos ellos sean felices, eso no tiene precio. Yo simplemente miro al futuro y lo que tenga que venir que venga pero siempre teniendo a alguien con quien contar.

Carpe Diem

Y si,me he caido tantas veces que me sangran las rodillas,pero,tengo por consuelo que siempre hay alguien que me ayuda a levantarme. Que por más que grite,hay veces que el mundo no me oye,que por más que quiera crecer,soy más pequeña que nunca. Porque los malos senderos, también hay que vivirlos. Porque siempre hay un recuerdo que hace que tu corazón se rompa en dos. Que cada tres te quiero que te dijeron,solo uno fue sincero. Que aunque hoy veas el mundo color gris,recuerda que el gris también es un color. Que pases una mala racha no significa que tu vida no vale la pena. Hay veces que, te levantas con ganas de comerte el mundo y otras,que el mundo te come a ti,unas veces tienes ganas de vestirte mas guapa que nunca,y otras que te da igual como te vean. Que siempre hay una causa para cada acción. Y,que la vida son dos días vivelos al máximo,nunca te arrepientas de aquello que te haya hecho feliz, arrepiéntete de algo que hiciste no de algo que no llegaste a hacer. Sonríe,ya que nadie lo hará por ti y sueña.Señores,señoras, carpe diem.