lunes, 16 de diciembre de 2013

Para bien, o para mal, me da igual. Solo sé que de palos yo aprendo y que el tiempo lo cura todo. He dejado de mirar a la gente para ver a las personas. He comprendido que es mejor no esperar nada, si no dejar que pase, y disfrutar mientras tanto. Que lo importante es los que están, no los que se han ido. Las personas que están ahí día a día, sacándote una sonrisa. Quién nunca te a fallado y de quién estas segura que jamás lo haría. Compartir millones de momentos y que todos ellos sean felices, eso no tiene precio. Yo simplemente miro al futuro y lo que tenga que venir que venga pero siempre teniendo a alguien con quien contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario